De todos los subgéneros que comprende el horror, probablemente ningún otro género haya logrado tantas subdivisiones como el de los zombis.

La serie Kingdom nos ubica en Corea durante la dinastía Joseon (que gobernó entre 1392 y 1897), y para ser más precisos, en la decadencia de esa familia. Una carta secreta llama a alzarse contra el emperador, quien recientemente realizó una alianza política, casándose por segunda vez, con una familia de grandes aspiraciones políticas y poderío militar que de manera muy poco sutil planea hacerse con el trono.

Nos tendremos que adentrar en un mundo en el que el príncipe heredero del imperio no sólo tendrá que enfrentarse a aquellos que se niegan a su reinado, sino que también tendrá que lidiar con salvar a su pueblo del apocalipsis zombi.

El gran acierto de la nueva serie de Netflix es la creatividad con la que han sumado el género zombi y la Edad Media coreana, que demuestra un gran contraste con la modernidad a la que estábamos acostumbrados. Su director ha ensalzado, precisamente, la libertad creativa que le han permitido desde la plataforma para adaptar el cómic original sin tapujos. Tendremos violencia, sangre y también niños zombis con una crudeza que está lejos de ser un tabú.

Compartir
Artículo anteriorCuando los héroes vuelan
Artículo siguienteThe Umbrella Academy

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here