La red de salud integrada por establecimientos públicos y privados informó que tiene solamente 164 camas críticas disponibles, lo que significa que existe una ocupación del 96% a nivel nacional, con 2.883 pacientes hospitalizados en Unidad de Cuidados Intensivos, 2.517 de ellos con respiración mecánica.

Las medidas implementadas desde este lunes en el país trasandino fueron anunciadas el pasado jueves 1 de abril y una de ellas es que las autoridades restringirán los viajes al extranjero por un plazo de 30 días, tanto para ciudadanos chilenos como extranjeros residentes, con la excepción de casos con motivos “urgentes y calificados de carácter humanitario, tratamientos de salud o gestiones imprescindibles para la marcha adecuada del país”.

En este mismo período, se prohíbe el ingreso de extranjeros no residentes en Chile, con “excepción de aquellos debidamente autorizados por la autoridad consular chilena en el país de origen, bajo criterios sanitarios fundados emitidos por la autoridad sanitaria, mirando siempre el interés general del país”.

De este modo, se revoca o congela la medida de reapertura de la única frontera aérea habilitada en el país desde mediados de noviembre de 2020: el Aeropuerto Internacional Arturo Merino Benítez de Santiago.

Por otra parte, en relación a las fronteras terrestres, se les exigirá a los choferes de camiones que cuenten con un resultado de examen PCR negativo de máximo 72 horas desde su emisión y podrían ser sometidos, de forma aleatoria, a exámenes de antígenos por parte del personal de salud al momento de ingresar al país.

Si alguno arrojase positivo, será ingresado a una residencia sanitaria y la empresa transportista deberá hacerse cargo de la operación de la carga y del camión.

Fuente: TELAM