El próximo día 25 de abril conoceremos a los ganadores de la nonagésimo tercera edición de los premios Oscars. Los vencedores serán elegidos gracias al voto de todos los académicos, proceso que, conviene recordar, no es el mismo empleado a la hora de elegir las nominaciones.

En el caso de la categoría de mejor banda sonora original, es la Music Branch (rama musical de la academia, es decir, aquellos compositores, músicos y letristas con derecho a voto) quienes eligen las finalistas al Óscar.

Es por ello que las nominaciones siempre me han resultado más importantes y relevantes que los ganadores; es un reconocimiento obtenido gracias a tus propios compañeros de profesión, hecho evidente en algunas de las menciones a través de los años (el caso de Alex North o Thomas Newman, compositores respetados por los compositores de música de cine pero que fallan a la hora de ser elegidos para alzarse con el galardón).

En esta ocasión, contamos con una ecléctica selección de partituras, que aunque está lejos de representar lo mejor de la banda sonora original en 2020, sí merece respeto y consideración.

Terence Blanchard merece ganar el Óscar este año… pero probablemente perderá

La partitura que debería conseguir el premio es ‘Da 5 Bloods. Hermanos de Armas‘, compuesta por Terence Blanchard. Decimonovena colaboración profesional con el director Spike Lee, Blanchard está gozando, por fin, del mérito que su obra merece. Puedes escucharla en en Spotify.

Tras una (tardía) primera candidatura gracias a ‘Infiltrado en el KKKlan‘ (‘BlacKKKlansman’), la nueva película de Lee le permite dar rienda suelta a su conocimiento en clave de jazz (recordemos que Blanchard es uno de los trompetistas mejor valorados de los últimos tiempos) para trasladarlo a una orquesta con un tono a la Americana. Consigue una puesta en escena narrativa que recuerda en ocasiones al añorado maestro Jerry Goldsmith y que culmina en momentos triunfantes, que pueden recordar al mejor John Williams.

Suena añeja, a un tipo de música que rara vez se encuentra estos días en el cine. Esta es una partitura digna de admiración y que tiene la problemática de compartir metraje con una serie de canciones de Marvin Gaye que no coaccionan su sentido del heroísmo.

Además, esta obra de Blanchard ha conseguido la única nominación de la película para los premios de la Academia. Este dato, es cuanto menos interesante y lleva a la idea de que la Music Branch tuvo bien claro desde el principio, que esta partitura merecía estar considerada como una de las 5 del año.

Los trabajos que tan solo han merecido una nominación en esta categoría suelen ser obras de enorme calidad que demuestran que una partitura puede destacar a pesar de la película que acompañan, es el caso de ‘El Bosque‘, ‘Resistencia‘, ‘Los Girasoles‘ o ‘El Violín Rojo‘.

Spike Lee y Terence Blanchard

Exceptuando el último título, no suelen salir victoriosas ya que no cuentan con un apoyo suficiente como para ganar el premio, ya que este galardón suele ser recibido por otras circunstancias (como acompañamiento a la mejor película del año, como arrastre de otros galardones técnicos o artísticos y el habitual como consolación, sobre todo a nominadas a mejor película).

Raro es que una película gane sólo en la categoría de mejor banda sonora original. En todo caso, es extraordinario que la Academia haya reconocido a Terence Blanchard pues ‘Da 5 Bloods. Hermanos de Armas’ es una de los mejores partituras para cine de los últimos tiempos.

El pronóstico: ganará ‘Soul’

Todo apunta a que la vencedora será ‘Soul‘, trabajo ya comentado al repasar las bandas sonoras más relevantes del año pasado. Recordemos que la partitura original de la última película de Pixar, está escrita tanto por el dúo Trent Reznor & Atticus Ross como por el jazzista Jon Batiste pero que no trabajaron juntos para desarrollarla. Está disponible en Spotify.

Este hecho parecía que iba a pasarle factura a la hora de las nominaciones, a través de una descalificación (algo que ha sucedido anteriormente con bandas sonoras de este tipo) pero la Academia ha visto con buenos ojos (y oídos) la labor musical, y la banda sonora ha acabado convirtiéndose en la favorita tras ganar en los Globos de Oro, los BAFTA y los Critics Choice, algo que no sucedía con una película animada desde ‘Up‘, del mismo estudio.

‘Soul’ está consiguiendo estos galardones porque tiene una ventaja a su favor y es que el género jazz tiene un importante peso narrativo dentro de la película. Aún así, la labor de la banda sonora está coja desde el momento en que tienes a dos partes trabajando cada uno por su propia cuenta.

Reznor & Ross crean un extraño pastiche electrónico para las secuencias que acontecen en el más allá (o más acá) y Jon Batiste realza la naturaleza jazzística del protagonista con breves y dinámicos apuntes de jazz en el mundo real. Se podría decir que se está premiando a ‘Soul’ por una música que en determinadas ocasiones es diegética, es decir, que la escuchan los personajes de la película y no pertenece a la partitura.

Y es que una de las mejores formas de ganar el Óscar a mejor banda sonora original, suele ser acompañar una película donde la música tenga relevancia, véase la ya mencionada ‘El Violín Rojo’ o ‘Alrededor de la Medianoche‘ de Herbie Hancock (partitura llena de temas preexistentes que escandalosamente le quitó el premio a ‘La Misión‘).

Todo apunta a que Reznor & Ross se alzarán con su segunda estatuilla tras ‘La Red Social‘ y Jon Batiste (quien además es el líder de la banda del famoso programa televisivo ‘The Late Show with Stephen Colbert’) entrará en este selecto club de ganadores.

Baptiste con Reznor y Ross

Mucho más interesante sería premiar a Reznor & Ross por la otra partitura suya nominada al Oscar: ‘Mank‘. Para este trabajo, ambos artistas han tenido que salir de su zona de confort y con la ayuda del orquestador Conrad Pope y el saxofonista Dan Higgins, han recreado el mundo del Hollywood de los años 30 del siglo XX. Puedes escucharlo en Spotify.

Los compositores abandonan la electrónica y han elaborado una banda sonora orquestal cuyo punto de partida es Bernard Herrmann (compositor de ‘Ciudadano Kane’) pero que acaba desarrollándose a través de un hermoso vals romántico y una serie de temas en tono jazzístico. Se nota que a Reznor & Ross le faltan tablas para conseguir desarrollar narrativamente esta partitura y aunque el resultado final sea irregular, no cabe duda de que esta es una banda sonora digna de admiración y que demuestra que son capaces de sorprender en otras áreas y géneros.

Sin embargo, la partitura tiene escasas posibilidades de ganar ya que están compitiendo contra ellos mismos por ‘Soul’. Se suele decir que cuando un artista está doblemente nominado, lo tiene más difícil para ganar porque se dividen los votos. Desde mi opinión, creo que esto es muy raro que suceda, ya que los boletos de votación a mejor banda sonora original no incluyen los nombres de los candidatos y además los compositores John Williams y Alexandre Desplat han resultado vencedores, en 1977 y 2014 respectivamente, aún con esta circunstancia.

James Newton Howard es uno de los compositores favoritos de los últimos tiempos, sobre todo a raíz de su colaboración (ahora inexistente) con M. Night Shyamalan. Es un compositor de música de cine solvente, interesante y con una profesionalidad y elegancia que está al alcance de pocos. Por eso, sigue sorprendiendo, y mucho, que a estas alturas de la película, el compositor siga sin tener un Óscar por su buen oficio.

Con ‘Noticias del Gran Mundo‘ tiene una nueva oportunidad, la novena de su carrera (dos de ellas fueron a mejor canción original) pero todo apunta a que se irá de vacío. Newton Howard es uno de los compositores más queridos y respetados por la Music Branch y en ocasiones no necesita de una película de éxito para ver su trabajo recompensado (las anteriormente citadas ‘El Bosque’ o ‘Resistencia’).

Con permiso de ‘Vida Oculta‘, ‘Noticias del Gran Mundo’ es su trabajo más importante en años y ha acabado consiguiendo nominaciones incluso a los Globos de Oro y el BAFTA (algo inusual pues Newton Howard no es tan relevante para estos premios). Está en Spotify.

Personalmente me parece un trabajo correcto pero que se queda algo corto dentro de la capacidad del compositor. Su música para los créditos finales son extraordinarios pero ojalá el resto de la partitura hubiese sido igual de arriesgada a la hora de musicalizar el western y la aventura, algo que el compositor ha hecho anteriormente con mejores resultados en trabajos como ‘Océanos de Fuego’ o ‘Wyatt Earpp’, banda sonora fundamental del género en los años 90.

Muchos se preguntan cómo es posible que James Newton Howard vaya a volver a irse a casa de vacío y la respuesta es evidente: necesita de una película importante a nivel de premios para ganar. Tiene el respeto y la profesionalidad como para hacer un buen trabajo y ser nominado pero necesita de una película de peso capaz de generar conversación en tema premios, algo que sí tiene la última candidata de este año.

La gran rival del film de Pixar y Disney

Minari. Historia de mi familia‘ de Emile Mosseri es una banda sonora atípica, extraña y que ha alcanzado la nominación empujada por el estupendo potencial en materia de premios que ha tenido la película. La tienes en Spotify.

Mosseri debe ser el primer sorprendido en haber conseguido una nominación al Oscar, ya que este jovencísimo compositor de 35 años, graduado en Berklee y líder de una banda de música indie, apenas ha trabajado en cine. Esta es su cuarta película y desarrolla un potencial interesante que me enorgullece que la Music Branch hayan recibido y premiado con una candidatura.

La música de ‘Minari’ contrasta enormemente con el tono idílico que busca plasmar Lee Isaac Chung con sus imágenes. Esta es una banda sonora atmosférica en tonos new age que puede resultar fría y acogedora al mismo tiempo. Desarrolla incluso un tono alienante dentro de su, aparentemente, sencilla instrumentación. Es un sonido muy adecuado para lo que pretende la narrativa de la película.

Mosseri construye su partitura a partir de dos hermosas canciones cantadas en coreano que nos devuelven a un sonido más propio de los años 80/90, parecido a los trabajos de Angelo Badalamenti en aquella etapa.

Esta es una banda sonora curiosa y ha tenido la fortuna de ir acompañada de una película que tiene un enorme potencial en materia de premios, de ahí su reconocimiento ya que en otras circunstancias, seguramente habría pasado desapercibida. Ahora mismo, es la única alternativa a disputarle a ‘Soul’ el premio en esta categoría.

Hay que destacar que se han quedado fuera otros trabajos que estaban en la lista de preseleccionados como la extraordinaria ‘Blizzard of Souls‘ de Lolita Ritmanis, mientras que trabajos tan disfrutables como ‘La Llamada de lo Salvaje‘ de John Powell o ‘La Increíble Historia de David Copperfield‘ de Christopher Willis, ni siquiera estaban presentes en esa selección.

Preocupa que, cada vez más, se repitan los mismos nombres y títulos candidatos en los diferentes premios. Hace añorar los tiempos en que, a pesar de haber menos ceremonias, había más oportunidades para ser creativo con la música en la banda sonora.